Inicio de sesión

CAPTCHA
Resuelve la tarea:
Fill in the blank
1 envío / 0 nuevos
nuria
Imagen de nuria
Limpieza de desparasitación de órganos

PREINTRODUCCIÓN

¡Hola amigos! Seguro que has oído muchas veces de la importancia de desparasitar periódicamente a los perros y a los gatos que viven contigo para evitarles múltiples enfermedades e incluso la muerte prematura.

 

Pero lo más probable es que no hayas escuchado que, según datos oficiales, casi el 100% de los infartos cardíacos humanos vienen producidos por parásitos en nuestro cuerpo. Y que el 23% de la población, tiene parásitos en el corazón, siendo la primera causa de muerte debida a enfermedades del corazón.

 

Pues bien, hoy, en el programa Amor y Vida TV te voy a hablar sobre la importancia de desparasitarte, independientemente de tu dieta y de si convives con animales o no. Te contaré cómo hacerlo y cada cuánto tiempo. Pues, según Alfredo Berzal, jefe del Instituto de Parasitología y Biomedicina del Ministerio de Salud Pública Español, el 92% de las muertes humanas son debidas al contagio por parásitos.Y mucha gente considera “muerte natural” a muertes que en realidad han sido provocadas por parásitos. Y según la OMS, el 95%. Siendo los parásitos por medio directo o indirecto, la segunda causa de frecuencia de enfermedades, después de los resfriados comunes.

 

Por otro lado, centros oficiales de Israel, Inglaterra y Japón han demostrado la relación entre la hepatitis y el cáncer con la presencia de ciertos parásitos en el cuerpo.

 

Y otros estudios dicen que casi el 50% de las muertes de menores de 16 años se deben a parásitos.

 

Ya insistía en este problema la Doctora Clark hace más de 30 años…

 

No caigas en el error de pensar que los parásitos sólo están en el trópico. Que sepas que España es uno de los países con más contagio de parásitos. Menos mal que aquí tenemos también a la Unidad de Parasitología Sanitaria de la Universidad de Valencia, líder en este tema.

 

¡Veamos cómo combatir este problema!

 

INTRODUCCIÓN

Al escuchar de infestación por parásitos, se tiende a relacionar con pobreza, el trópico, la infancia, la convivencia con mascotas y la ingesta de carnes y pescados crudos, sintiéndonos protegidos cuando ya somos adultos y no comemos así. ¡Gran error!

Si bebes o has bebido alguna vez en tu vida agua que no ha sido bien desparasitada, tomas chorizo, salchichón o carnes y pescados no muy cocinados, o tienes mascotas o plantas en casa, o te muerdes o has mordido las uñas, o usas o has usado el transporte público, o andado descalzo, o comes ecológico o no has desparasitado siempre las frutas y las verduras, has hecho alguna transfusión de sangre contaminada, o tenido contacto sexual con alguien infectado, te han picado mosquitos o algunos otros insectos, vas a piscinas,  o te bañas en estanques, lo más probable es que tengas en tu cuerpo más parásitos de lo aceptable. Ya que los parásitos entran a nuestro cuerpo por vía cutánea, mucosa o digestiva y bastantes de ellos conviven por muchos años sin que seamos conscientes de ello, extendiéndose más y más, hasta que nuestro cuerpo no tiene la fuerza suficiente para combatirlos o controlarlos.

Y si además ingieres o has ingerido lácteos, azúcares o harinas refinadas, los cuales provocan una mucosa intestinal permeable, lo más seguro es que esos parásitos se hayan extendido por el cuerpo yendo del intestino a la sangre. De ahí a los ganglios linfáticos, cerebro, ojos, corazón, hígado, riñones, estómago, pulmones, sistema nervioso, páncreas, glándulas sexuales como los ovarios, etc… pues aquí no los puede atacar el sistema inmunológico.

Debido a ello, crean a lo largo de los años diversos problemas de salud, tumores, cáncer e incluso la muerte. Ya que no sólo dificultan el buen funcionamiento del órgano afectado, sino que también lo “roen”, nos roban los nutrientes y nos intoxican con sus excrementos y cadáveres, bloqueando la absorción de los alimentos a través de la mucosa intestinal. Para colmo, suelen portar bacterias, virus y oncovirus.

Un ejemplo de estas toxinas es la histamina, responsable del estrés, la reproducción de virus, problemas con la tensión arterial y otros malestares más.

Por supuesto, dentro de los 2.000 tipos de parásitos posibles, la mayoría son difíciles de ver y detectar pues, desde luego, no todo son gusanos. También hay amebas, áscaris, hongos, protozoos, antrópodos, bacterias, virus y muchos otros tipos más.

Aunque lo más común es portar 342 parásitos diferentes.

“¿Y cómo podemos evitar este problema? ¿Acaso es posible?” Me preguntarás…

Y yo te contesto: Sí. Es posible adquiriendo unos buenos hábitos diarios y siguiendo un plan de desparasitación periódico. 

En otro episodio os contaré cómo prevenirlos. Hoy os voy a aconsejar un plan de desparasitación. Pero antes, os comento varias cosas a tener en cuenta:

 

Hábito 1 - Manos y cara

Acostúmbrate a lavarte las manos y la cara a menudo a lo largo del día, especialmente después de haber tocado dinero o haber estado en el transporte público, en un hospital, en un centro de salud o en un wc público o privado.

Hábito 2 - antes de acostar

No te vayas a la cama sin haberte lavado antes las manos, la cara, los pies y los genitales.

Hábito 3 - Ropa 

Echa a lavar cada semana las toallas y la ropa de cama.

Lo ideal es que uses ropa íntima limpia cada día.

Hábito 4 - manipulación de la tierra y las plantas

Lávate la cara y las manos tras manipular las plantas o tocar la tierra.

Hábito 5 - excrementos animales

Si convives con animales, quita lo antes posible sus excrementos. Limpia sus útiles de limpieza y friega el suelo. Recuerda que el contagio se hace no sólo a través del contacto físico con los excrementos del animal, o teniendo contacto con los parásitos o sus huevas, imperceptibles a nuestra vista. Si no también, inhalando sus huevos a través de los vapores de las heces contaminadas.

Cuando un gato infestado, por ejemplo, orina o defeca en su arena y luego se pasea por la casa, contaminando el suelo, después tú, al pisar descalza el mismo sitio, te contagias. O al inhalar los vapores cuando estás en la misma zona que la arena sucia o cuando la cambias. Por eso conviene emplear una mascarilla cuando lo hacemos.

Hábito 6 - alimentación 

Los parásitos se alimentan de toxinas medioambientales, sustancias químicas, metales pesados, etc.

Evita facilitarles la vida ingiriendo azúcar, dulces, lácteos, harinas refinadas y carne, huevo o pescado algo crudo.

Lava bien la fruta y la verdura antes de ingerirla. Especialmente las hojas verdes, las cuales suelen estar contaminadas. Para ello, puedes emplear zumo de limón o vinagre y  lavarlas después con agua.

Y desde luego, ten en cuenta que resulta prioritaria seguir una dieta sana para que el cuerpo esté fuerte en defensas y pueda autoprotegerse. Un buen intestino impide la permeabilidad de los parásitos y una buena bilis, su desarrollo.

Hábito 7 - riego 

No riegues tus árboles frutales ni el huerto con aguas residuales ya que suelen estar infestadas de parásitos y sus huevas.

Hábito 8 - entorno

Pon mosquiteras en las puertas y ventanas y evita el agua estancada bajo tiestos y en diversos rincones de la terraza o el jardín.

Hábito 9 - Químicos y antibióticos 

Evita la ingesta de químicos y antibióticos. Y me refiero también a los ingeridos indirectamente como los que están presentes en la carne, por ejemplo. Ya que éstos dañan la flora bacteriana y debilitan el sistema inmunológico.

Hábito 10 - limpieza intestinal

Si eres una persona que ha consumido productos de origen animal, te aconsejo el que te hagas al menos dos limpiezas intestinales. Y si sigues consumiéndolos, continuar con una anual. Pues un intestino sano y limpio hace que los parásitos estén controlados y no puedan pasar de él a la sangre.

Hábito 11 - limpieza de órganos 

Haz una limpieza de alguno de tus órganos internos al menos una vez al año. O cada dos, tres, cuatro… según tu alimentación. Especialmente si vives con animales o consumes productos de origen animal, harinas blancas o azúcar.

Hábito 12 - embarazo

Que sepas que los parásitos se pasan a través del útero. Por ello, si vas a quedarte embarazada, mejor haz una limpieza de desparasitación antes.

Hábito 13 - lactancia materna

Intenta, si es posible, dar de mamar a tu hijo durante dos años, siendo durante los primeros 6 meses el único alimento del bebé. Da especial atención al calostro, la leche amarilla de los primeros días tras el parto. Permitirás de este modo que el sistema inmunológico del bebé se desarrolle bien y ya de niño o adulto tenga menos problemas de salud.

 

Síntomas de tener parásitos (según cual y en qué zona esté instalado)

Picor anal, nasal, vulvar u ocular, hinchazón de vientre, mal aliento, acidez, cólicos, bolsas en los ojos, miomas, fibromas, papilomas, verrugas, depresión, nerviosismo, piedras en la vesícula o el hígado, alergias, piel roja, resfriados, dolores musculares o de articulaciones, apetito inestable, úlceras, vómitos, diarrea, nauseas, pesadez, artritis, alzheimer, fibromalgia, esclerosis múltiple, diabetes, hepatitis, alternancia diarrea con estreñimiento, colon irritable, somnoliencia, problemas con el apendicitis, vesícula o páncreas, dificultad de concentración, piernas cansadas, hormigueos, manos y pies fríos, taquicardia, falta de aire, problemas oculares, dermatitis, dolor de cabeza o menstrual, anemia, esterilidad, frigidez, prostatitis, otitis, pesadillas, mición nocturna, castañeo de dientes al dormir, cara u ojos rojos, sinusitis frecuente, fiebre baja frecuente, insomnio, tos seca, varicela, paperas, herpes 1 y 2, psoriasis, vértigo, enfermedad de Crohn, problemas con la memoria, cáncer…

 

Precauciones a tener en cuenta si quieres hacer una limpieza

1. - Si eres mujer, cuando menstrúes no hagas limpiezas desparasitadoras. Y si la menstruación te llega mientras haces una, para esos días y luego continúa haciéndola. Cuando menstrúas, el cervix o boca del útero está abierto y es muy fácil que penetren por él parásitos que eliminas por otras vías, dañándote más.

 

2. - Si estás embarazada, es mejor que esperes a que el bebé haya nacido y esté algo crecido para desparasitarte.

3. - No desparasites a niños muy pequeños. 

4. - Empieza con mucho cuidado por si alguno de los productos te producen alergias. 

5. - Si estás tomando medicamentos, habla con tu médico antes para evitar posibles interacciones no deseadas.

6. - No te olvides de tener una higiene extrema mientras te desparasitas. Evitarás recontaminarte y contagiar a los demás. Cambia tu ropa íntima a diario, lava las toallas y la ropa de cama cada 7 días como mucho, lávate los pies, el pubis, la cara y las manos antes de irte a la cama y nada más levantarte, lávate las manos y la cara tras ir al baño y cada vez que entres en casa. En vez de rascarte las narices el ano o los genitales cuando te piquen, lávate la zona con agua y jabón, y los ojos con abundante agua. Evita tocarte la cara y los ojos y lávate las manos y la cara tan a menudo como puedas.

7. - Ten en cuenta que siempre que te desparasites, sentirás algunas molestias como un mayor picor en los ojos, ano, nariz y/o genitales, mayor mucosidad, eccemas, fiebre ligera… según el grado y tipo de infestación. No le prestes mucha atención durante los 7 primeros días. Pero si te impide cumplir con tus responsabilidades o las molestias son excesivas, sustituye durante una semana los extractos desparasitadores elegidos más abajo por sólo extracto de eucaliptus (1 gota por kilo de peso y día divididos en 3 tomas). Tras los 7 días, sigue tomando lo que tomabas antes. Hay quien dice que también vale el extracto del liquen barba de piedra, también llamada yerba de piedra. Pero yo lo hago con eucaliptus desde hace años. 

Y no permitas que las molestias perduren más de 7 días.

8. - Evita hacerla en invierno pues en esta época es más difícil su efectividad al soler estar en letargo los parásitos. 

9. - Para hacer una limpieza profunda, necesitas mucho tiempo, constancia, disciplina y mucha atención si no quieres volver a contaminarte. Hay que evitar el que los parásitos se adapten a lo que ingieres y matar no sólo los huevos, también las larvas tras su eclosión pues siempre se quedan algunos huevos en algún lado y tendemos a recontaminarnos. Yo, cuando las hago, mantengo durante ella una higiene extrema con los consejos que os he comentado anteriormente. 

10. - Algunas veces, mientras he hecho la limpieza, he tomado Echinácea para fortalecer las defensas. E infusiones de milenrama para eliminar las toxinas.

Y ahora, voy a contarte los diferentes modos que empleo para desparasitarme:

 

Limpieza desparasitatoria

Por lo general, todo lo que tiene un sabor amargo o picante tiende a desparasitar. Ambos matan a los parásitos y además, lo amargo equilibra el ph y limpia el cuerpo de toxinas y lo picante, depura el cuerpo a través de la piel.

La primera vez hice dos o tres limpiezas desparasitantes en un año. Ya que no me resultó simple el conseguir no volver a contaminarme y eliminar por completo las huevas. La hice con un kit llamado “The Para Cleansing Kit” de Blessed Herbs, casa que me gusta especialmente por su efectividad y comodidad. Y después hice una limpieza de colon con su “Colon cleasing kit” y al poco, el “The Internal Cleasing Kit” que limpia todos los órganos.  Son productos algo caros, pero de veras que merece la pena y en verdad, sale más barato limpiarte a fondo una vez que estar siempre medio limpiándote.

Después, he hecho limpiezas más baratas con arcilla y otras con extractos herbales pero de dos meses cada una. La de extractos herbales me ha parecido siempre más efectiva.

Y siempre intento complementar ambas limpiezas con alimentos que facilitan la desparasitación y menciono más adelante.

He de decir que luego, después de las limpiezas, en mi día a día, no soy especialmente escrupulosa con la higiene. Convivo con animales, toco y me rebozo mucho en la tierra, voy descalza, como alimentos ecológicos sin lavar, bebo de fuentes y de ríos, etc. Por eso tiendo a hacer alguna limpieza profunda cada tres o cuatro años.

Para hacer la limpieza con arcilla, has de tomarte por las mañanas en ayunas, una cucharadita de las llamadas de café de arcilla ecológica, en medio vaso de agua sin cloro (llena una jarra y deja reposar el agua 24 horas para que el cloro se evapore). Lo tomas de seguido cada mañana durante dos semanas y después, alternas: una semana no, una sí, una no, una sí… y así hasta cumplir los dos meses.

Para hacer la limpieza con extractos, conozco dos tipos: una para la gente que suele sentir calor y otra para la que suele sentir frío. Yo, a pesar de soler sentir calor en vez de frío, he hecho sólo la ideal para los que sienten frío corpóreo. Y lo he hecho así por resultarme más fácil el conseguir sus ingredientes y por su sabor.

En ambas, hay que tomar un extracto amargo y uno picante con agua, en ayunas y separado de las comidas. Te tomas diariamente tantas gotas de extracto como kilos de peso tienes (mitad de cada), repartidas en dos ingestas durante dos meses. En ambas ingestas ha de haber los dos extractos elegidos. La primera vez se ha de repetir la limpieza una o dos veces a lo largo del año.

La disciplina es muy importante.

Los extractos hidroalcohólicos a elegir son:

  • Para cuerpos fríos (que es la que hago yo a pesar de tener un cuerpo caliente): extracto de Artemisa (amargo) y extracto de clavo de olor o extracto de eucalipto (picante).
  • Para cuerpos calientes: extracto de altamisa o de nencia (amargas) y extracto de suico -tajetes minuca- o de eucalipto (picante).

 

Alimentos que facilitan la desparasitación 

Para reforzar la limpieza, te aconsejo que ingieras a diario varios de estos ingredientes que te pongo a continuación tanto mientras la haces, como antes y después.

 

Las semillas de calabaza cruda y con piel son muy buenas para desparasitar. Os aconsejo ver un vídeo mío en el que Cris, del Universo de Cris, nos enseña a preparar leche de semillas de calabaza ¡está buenísima! Pero vamos, te adelanto que basta con que pongas en remojo durante 12 horas 50 gr de semillas, las laves tirando ese agua, añadas medio litro de agua limpia, lo licúes y filtres la leche resultante. Los restos de las semillas, como son muy buenas desparasitantes, los puedes añadir a la ensalada, por ejemplo. Y tomar la leche antes de irte a dormir, con el estómago vacío. Así permites que la cucurbitacina trabaje en ti.

 

También puedes tomarlas directamente pero que estén crudas y hayan sido remojadas antes. Te tomas 200gr al día en tres tomas. La primera, tras 12 h de ayuno. Otra cuando tengas el estómago vacío y separada de las comidas y la otra, antes de acostarte. Cuando yo lo he hecho, lo he hecho varios días seguidos. Si no veo ni noto nada tras el primer día, espero un par de ellos y vuelvo a repetir. Y si noto o veo algo, me tiro un tiempo tomándolas.

 

Otros alimentos desparasitantes son: semillas de papaya crudas, ajo, ajo negro, cebolla, zanahoria, granada, arándano, apio, hinojo, aceite de oliva, aceitunas, cúrcuma, pimentón, pimienta, chile, cayena, estragón, tomillo, canela, diente de león y las hojas verdes.

 

 

Tras la limpieza desparasitatoria

Es muy importante purgarse tras la limpieza de desparasitación para eliminar lo antes posible restos muertos de los parásitos.

Para hacerlo, yo tomo varias veces en ayunas bastante zumo de aloe vera durante 1 a 5 días, según el caso.

Pero tengo entendido que también vale el tomar un día, antes de acostarte y con el estómago vacío, infusión de ruibarbo. Para ello, cuece 10gr de raíz de ruibarbo durante 4 minutos en medio litro de agua hirviendo y déjalo reposar 15 minutos antes de colarla.

También conviene, por las mismas razones, que hagas una limpieza de hígado y de riñón. Para ello, toma extracto de ortiga, zarzaparrilla o cola de caballo durante dos meses (1 gota por kilo de peso y día repartidas en dos tomas)

Y a veces durante estas limpiezas y sus días siguientes, me gusta fortalecer la flora bacteriana buena del intestino con fermentados como el miso y el chucrut (sin vino) o con medio vaso de zumo de repollo, de col o de zanahoria durante 1 semana y en ayunas.

 

Mantenimiento 

A mí me gusta cada x tiempo, tomar algo de arcilla. Y cuando quiero hacer una limpieza desparasitadora rápida, o chequear mi nivel de parásitos, tomo durante 7 días extracto de eucalipto (1 gota diaria por kilo de peso repartido en dos o tres tomas con el estómago vacío), o de clavo de olor o de hierba de centáura (debilita a los parásitos)

También, de vez en cuando tomo durante un par de semanas como mínimo, extracto de cardo mariano pues destruye y elimina los huevos. Especialmente tras la desparasitación profunda o poco antes de hacerla. Para ello, ingiero una gota por kilo de peso diaria diluida en agua, en ayunas y repartidas en 3 tomas.

También tomo infusiones de hoja de gayuva, también llamada uva ursi, pues expulsa los parásitos. Para ello, echo una cucharadita de hojas en una taza con agua hirviendo, lo dejo reposar tapado durante 5 minutos, lo filtro y me lo bebo.

 

Despedida

Bueno, espero que te haya parecido interesante este episodio del programa Amor y Vida TV. Que sepas que en el foro de mi web nuriaaragoncastro.com he puesto un artículo muy completo y extenso sobre este tema, con un planing para desparasitarte profundamente, mantenimiento, contraindicaciones, cosas a tener en cuenta, indicativos de que tienes parásitos, alimentos desparasitadores, etc.

 

Y te recuerdo que estoy buscando patrocinadores para juntos mejorar la salud física, psíquica, emocional y espiritual de todos ¡Porque juntos crecemos en consciencia y alegría! ¿Colaboramos juntos?

 

¡Ah! Y muy importante: Si te ha gustado este vídeo, no te olvides de compartirlo y sobretodo, suscribirte a mi web. Con ello beneficias a la sociedad y yo siento que valoras mi trabajo.

Twittear

Tweet to @NuriaAragonCast

 

 

Si te gusta lo que lees y ves en esta web, dóname algo, porfi. Me sacará una gran sonrisa. Para ello pincha aquí. ¡Te necesito! GRACIAS