Inicio de sesión

CAPTCHA
Resuelve la tarea:
Fill in the blank
3 envíos / 0 nuevos
Último envío
nuria
Imagen de nuria
Despiste de Prioridades

DESPISTE DE PRIORIDADES

 

Algo muy común en muchísimos actos de los que realizamos es el “despiste de prioridades” y debido a ello, solemos sentirnos mal. Por ello quiero comentar aquí el tema e invitaros a reflexionar sobre él. El aprendizaje espiritual está presente cada vez que nos entrenamos día a día en estas “menudencias”

 

Un ejemplo para estimular la reflexión de cada cual:

 

Una familia tiene por norma el comer juntos todos los días pues de ese modo el tiempo diario dedicado a la comida estimula el sentimiento de unión o, simplemente, une a la familia por el continuo roce que supone, favoreciendo la comunicación y el conocimiento entre los miembros y por tanto, la confianza.

 

Ahora bien, puede suceder que un hábito, idea o un concepto tan beneficioso y certero provoquen exactamente todo lo contrario ¿Cómo es posible que sea así si es un acto que estimula a la unión? Simple: es posible por lo que yo llamo el “despiste de prioridades”

 

Resulta que un día un miembro o varios de la familia llegan tarde a la hora usual de la comida común. Los otros les están esperando sintiendo hambre y por tanto, malestar. Puede ser que alguno, o todos los miembros de la familia que están esperando, comiencen a mascullar y renegar mucho internamente pues desean comer y no comienzan a hacerlo porque quieren el respeto y la unión familiar. Quieren vivir y sentir esa unión familiar pero… ¿Qué sucede si no se consigue transmutar ese sentimiento de malestar por la tardanza de los otros? Que se obtiene exactamente todo lo contrario: desunión familiar. Se bloquea y cierra el corazón y cuando luego llega el miembro de la familia que faltaba y comen juntos, la persona molesta no está viviendo precisamente la unión familiar tan ansiada, pues está enfadado o molesto dentro. Ahora están todos comiendo juntos, sí, pero no en unión sino en desunión.

 

Si esa o esas personas hubiesen empezado a comer cuando tenían hambre, se sentirían mejor y recibirían luego a los miembros que faltan manteniendo todo el rato su corazón abierto y en unión. Sobretodo si luego no se levantan de la mesa y los acompañan aunque sea sin tomar nada mientras los otros comen.

 

Aquí ha habido claramente un “despiste de prioridades”. En cierto modo siempre se ha buscado y querido la unión familiar pero en un momento dado se ha dado prioridad a la teoría, a la forma, a la imagen de unión familiar que no a la práctica, al hecho, al sentimiento de dicha unión. Pues la unión familiar sincera es la de la apertura y comunión de los corazones que es lo que en realidad todos los miembros de la familia han buscado en el caso del ejemplo.

 

Claro que lo ideal habría sido que todos estuviesen a tiempo a la hora de la comida. Claro que sería way que si esto no fuese posible, los miembros de la familia que esperan tuviesen el suficiente autocontrol de sus mentes y corazones como para seguir en amor independientemente de las circunstancias. Y claro que molaría que de no ser tampoco así, hubiera la suficiente fuerza de amor dentro de los que están en armonía para recordar con su simple energía a los que no lo están, que la meta es la unión del corazón, facilitando sin hacer nada la apertura de los corazones al instante. Pero muchas veces no es así y eso se debe al “despiste de prioridades” ¿O no?

 

 

 

Si te gusta lo que lees y ves en esta web, dóname algo, porfi. Me sacará una gran sonrisa. Para ello pincha aquí. ¡Te necesito! GRACIAS

Gema Ramírez
Imagen de Gema Ramírez
Despiste de prioridades, sí!

Creo amada amiga que es una bella forma de exponerlo. Realmente amorosa tu forma de verlo. Gracias!! ;)

Gema

nuria
Imagen de nuria
(Sin asunto)

laugh

Si te gusta lo que lees y ves en esta web, dóname algo, porfi. Me sacará una gran sonrisa. Para ello pincha aquí. ¡Te necesito! GRACIAS