Inicio de sesión

CAPTCHA
Resuelve la tarea:
Fill in the blank
4 envíos / 0 nuevos
Último envío
Anonymous
Imagen de Anonymous
Artes marciales.

¿Que opinas de las artes marciales como el karate o el judo? Si es posible me gustaría saber que te los pros y contras que les vees y el por que a estos...

(La indicación de edición es sólo porque he cambiado este post de "Espacio abierto reservado a algún tema no mencionado hasta ahora" a "Espiritualidad práctica")

Editado por nuria en 19/08/2012 - 02:25
nuria
Imagen de nuria
Todo depende

Anonymous, comprometida pregunta me haces...

A mi parecer, las artes marciales en sí se encuentran sobre el filo de una navaja. En una dirección pueden impulsarte mucho en tu camino hacia la consciencia de la totalidad, la iluminación o como quieras denominarlo, y en la otra, hacia el sufrimiento.

Aunque claro, en ambos sentidos siempre te puede aportar beneficio.

De niña, hasta los 14 años aprendía y entrenaba judo tres días a la semana, yendo también a competiciones varios fines de semana. Recuerdo que los últimos 2 - 3 años quería parar con él y mis padres me daban la libertad de ello pero a fin de curso, tras ganar en las competiciones, volvía a desear continuar con el ego eufórico por la victoria. Pero en otro sentido, el judo me aportó muchísima autoconfianza, seguridad en mí misma y en mi fortaleza, algo que fue muy útil cuando ya en la adolescencia y en la vida adulta, al vivir en una ciudad y encontrarme diversas veces en situaciones de intento de agresión sexual y de robo, mi mente pudo actuar buscando vías de escape sin daño o agresión para mí u otros al tener la mente despejada. Es decir, me ayudó a no quedarme bloqueada por el miedo y buscar una salida positiva.

La cuestión aquí sería ¿Por qué practicamos o queremos practicar esa arte marcial? ¿Qué queremos que nos aporte? ¿Cómo la practicamos?

No nos olvidemos que las artes marciales son armas físicas que, se podría decir, pueden dañar más aún que un cuchillo pues podemos emplearlas a diario. Pueden potenciar nuestra agresividad hasta un punto que no tengamos control sobre ella. Pueden darnos cierto sentido de seguridad o superioridad que merme nuestro corazón... Y ésta es la parte que encuentro negativa de ellas: que el ego no esté preparado para poder manejar el poder que dan, usando entonces el conocimiento de las artes marciales para cosas negativas: vacilación de músculos, demostración de nuestro poder, ego, sentimiento de superioridad, de macho... E incluso contestar con una actitud amenazadora o agresiva, sin tolerancia ni amor, cuando se dirigen mal hacia nosotros insultándonos, pegándonos, etc.

Pero en cambio, puede ser un medio de meditación fantástico. Si la entrenamos o practicamos con la intención de dominar nuestro cuerpo y nuestra mente, con una actitud y unos movimientos de quietud, puede llevarnos a la mística y tras ella, al éxtasis interior. Nos ofrecería disciplina, autocontrol de la agresividad, armonía interior, filosofía del "honor" o "caballero", protección para uno mismo y para otros, meditación...

Pero por desgracia, así poquísima gente las practica. Poquísimos maestros la enseñan...

Para practicar este tipo de actividades, tras plantearme el por qué quiero aprenderlas, mi meta con ellas, me cuestionaría mi relación con mi agresividad, con mi ira, mi capacidad de autocontrol, etc y después, si sigo queriéndolas practicar, buscaría a un entrenador que me acompañase hacia el éxtasis que no hacia el "juego de poder"

Si te gusta lo que lees y ves en esta web, dóname algo, porfi. Me sacará una gran sonrisa. Para ello pincha aquí. ¡Te necesito! GRACIAS

Patumaire
No todas las artes marciales son iguales

Buenos dias.
Viendo que hemos entrado en el apasionante tema de las artes marciales, no he podido evitar la tentación de dar mi opinión al respecto.
Estoy de acuerdo en que las artes marciales pueden potenciar aspectos como el ego o la violencia, o bien el autocontrol y la armonia interior. Pero para elegir qué aspectos queremos trabajar, deberiamos escoger bien el arte marcial que nos puede ayudar a hacerlo.
Existen artes marciales que se practican en solitario como el Iaido (envainado y desenvainado de Katana), Kyudo (tiro con arco japonés) o el Tai Chi; en las que se trabaja el autocontrol físico y mental. Otras, como el Aikido, a pesar de ser de contacto y autodefensa, al no ser competitiva ni estudiar técnicas de ataque, convierten a tu compañero en tu maestro impresdincible para avanzar en la práctica, en lugar de ser tu rival como ocurre en otras artes marciales.
Lo sé por experiencia. Llevo practicando Aikido desde hace cinco años y nunca me he arrepentido de ello.
Sinembargo, el ego sigue aflorando de vez en cuando para querer demostrar que soy el mejor en todo. No puedo bajar la guardia ni un momento. Debo seguir trabajando en ello...

nuria
Imagen de nuria
Bienvenido, Patumaire

Gracias Patumaire por tu hermosa aportación ya que mi respuesta era pobre debido a la falta de conocimiento de las numerosas artes marciales existentes.

Si yo fuese quien hizo la pregunta, tras tener 1º muy claro qué es lo que busco de un arte marcial, y tras leido lo puestp aquí, me pondría manos a la obra para buscar en Internet la diferencia entre unas y otras artes marciales con la intención de ver si algo encaja realmente con lo que busco.

¡Ah! Y lo de ese ego que comentas, me temo que no es inherente a las artes marciales ¡Si no al ser humano! Creo que muy poquitos se encuentran libres de él, ja, ja, ja...

Si te gusta lo que lees y ves en esta web, dóname algo, porfi. Me sacará una gran sonrisa. Para ello pincha aquí. ¡Te necesito! GRACIAS