Inicio de sesión

CAPTCHA
Resuelve la tarea:
Fill in the blank
9 envíos / 0 nuevos
Último envío
nuria
Imagen de nuria
Alimentacion Pranica

A continuación, podéis leer la conferencia "Vivir en la Luz" que di el 24 de Junio 2004 en Nuremberg, Alemania. Trata sobre las prácticas yóguicas de no ingerir alimentos sólidos, mirar al sol y sobre el camino hacia la luz.

 

Ponencia: Vivir en la Luz

Ponente: Sibila (Nuria Aragón Castro)

Evento: Congreso Die Wurzel

Lugar: Nuremberg (Alemania)

Fecha: 24 Junio 2004

Notas:

         - Escrito para la revista alemana Die Wurzel sobre lo hablado en la charla.

 

 

 

Pequeñas y pocas son las leyes que nos llevan a aumentar la luz de nuestro interior ayudándonos a irradiar cada vez más amor y a acercarnos a la Fuente. Éstos son algunos de los pasos que a mí me han ayudado…

 

 

            Hola amig@s, primero deseo presentarme y presentar a mis hijos físicos. Mi nombre es Sibila y he venido de España junto con Leila y Altair que por ahí andan revoloteando. Vivimos en la comunidad crudivegana Amor y Vida – Amor y luz, una finca ubicada en Ávila, en el interior de España, al oeste de Madrid.

 

            Leila y Altair al igual que los otros niños de la comunidad, no están escolarizados y se alimentan de forma crudivegana aunque ellos, cuando están con su padre o salimos de casa, a veces comen cocinado vegetariano.

 

Nacieron en partos naturales domiciliarios, uno en seco y otro en la bañera, y ambos mamaron pecho hasta los cinco y cinco años y medio, mamando también Leila mientras estaba embarazada de Altair, quien se reenganchó luego mamando los dos a la vez. A esto se denomina lactancia en tandem. Por entonces deseaba alimentarme de modo crudivegano aunque no lo hacía al 100% pero a los tres años aproximados de nacer el pequeño, sí me alimentaba así al completo. Ahora, Altair tiene casi siete años.

 

            Vivimos en una casita de 3´5 metros cuadrados a 750 metros de altitud, sin calefacción, wc, electricidad ni agua corriente. Dormimos a la intemperie alrededor de cinco meses al año, estando durante algunos meses más, desnudos muchos días. Actualmente siempre voy descalza, incluso en invierno y con nieve.

 

            Os cuento todo esto para que observéis, aquellos que tengáis dudas, de la salud que puede dar la alimentación crudivegana tanto en niños como en adultos. Así como de la alimentación líquido pránica. Bueno, más bien casi líquido pránica pues aún paso por rachas en que ingiero sólidos varios días seguidos de vez en cuando (frutas o frutos silvestres).

 

            Esta vez han venido conmigo Leila y Altair para que sean, seamos, un ejemplo viviente. A mi juicio, mucho más convincente que todas las palabras y teorías que os pueda decir.

 

            En la comunidad en la que vivimos casi todos los adultos hemos hecho el proceso de 21 días de alimentación pránica y casi todos meditamos diariamente un mínimo de 3-4 horas. Allí estaremos encantados de recibiros bien sea para hacer el proceso, bien para meditar con nosotros, bien para compartir o charlar.

 

            He traído unas hojitas de presentación en inglés y español sobre la comunidad. Los que deseéis, podéis pedírmelas a lo largo del congreso.

 

            Bueno, comencemos ahora con la charla que voy a dar y han titulado “Vivir en la Luz”:

 

De un tiempo a esta parte se habla mucho de la luz. Cada vez somos más los nacidos en el sendero espiritual, los que nos dirigimos hacia esa luz, fuente única de todo lo nacido y no nacido, volviendo a nuestro Hogar, pero jamás hemos de olvidarnos de la oscuridad.

 

            En los tiempos que corren, la oscuridad se hace cada vez más densa, más impenetrable y yo me pregunto… ¿Qué ocurriría si en vez de rechazarla la amásemos también? Ella es nuestra hermana, nacida en el mismo Hogar. Ella es bella e inocente. Tan sólo desea reproducirse, como todo. Que nuestro Amor sea tan grande, tan puro, tan sincero, que todo lo que toque o a lo que se arrime lo transmute por sí solo, sin hacer nada. Que nuestro abrazo energético divino sea tan intenso, que hasta la oscuridad anhele la luz. El Amor es muy poderoso, lo transmuta todo.

 

            Amando, por el mero hecho de amar en sí, independientemente de qué o a quien lo hagamos, no solo vamos hacia esa luz primogénita, sino que nos unificamos, nos convertimos en ella…

 

            Sus visiones cada vez son más intensas y abundantes, más penetrantes…

 

Tras correr el velo de la oscuridad, siempre nos encontramos con la luz y es que la oscuridad absoluta no existe, siempre hay algo de luz porque la luz está por encima de la oscuridad, la protege, la envuelve en su abrazo infinito… ya que de ella, nació la oscuridad.

 

Bueno, yo soy una de esas personas que en cierta medida corrieron el velo de la oscuridad encontrándose con la luz. Esto lo viví en todos mis cuerpos: físico, astral, causal, supercausal y en los otros más sutiles. Afectó a todo mi ser y a todo lo que me rodeaba. Llegó o comenzó a través de un campo de acción concreto, el más sencillo para mí por entonces: el físico, extendiéndose por sí solo desde aquí a los diversos planos y ámbitos de mi existencia aumentando la vibración energética.

 

Seis han sido los puntos cruciales para ello, todos muy unidos entre sí:

-                          Empezar a ser sincera conmigo misma intentando Ser en mi integridad. Es decir, comenzar a apostar por mí misma, a hacer todo aquello que realmente deseo hacer y no daña o daña lo mínimo posible a otros seres.

-                          Elevar los pensamientos tomando consciencia del poder de mi mente (pensamiento positivo y pensamientos continuos en temas espirituales, místicos o de consciencia).

-                          Vivir muy integrada en la Madre Naturaleza y el Padre Cosmos.

-                          Alimentarme principalmente de frutas con alguna verdura cruda.

-                          Encaminarme en la alimentación pránica.

-                          Y el iniciarme y profundizar en la meditación de la luz y sonidos internos (Sant Mat).

 

Todo ello pudo llegar gracias a una cosa: al Amor a la belleza habitada en la Naturaleza, a esa luz inherente que conforma todo…

 

Cuando empiezas a ver y sentir la luz que todo lo habita, te llenas de un gozo tan grande e indescriptible, que pasas a otra dimensión. Cuanta más armonía haya en algo, más luz se expresa a través de ello.

 

Si comenzamos a ser sinceros, a ser nosotros mismos, nuestra alma se va limpiando y poco a poco nos vamos afinando con el Cosmos, plasmando nuestra divinidad. Los poderes yóguicos comienzan a hacerse presentes y nuestra vibración y luminosidad aumenta.

 

El esforzarnos por tener pensamientos puros y limpios también ayuda a elevar la luminosidad en nuestro ser.

 

Al vivir más o menos integrada en la Naturaleza, tu interrelación con ella suele cambiar. En mi caso, la sensibilidad y comunicación fue afinándose cada vez más, comenzando a ver el aura luminosa de las plantas así como a ver y oír a diversos seres y entes. Elevando con sencillez siempre mi mente (pues pararla y anularla no se puede por lo que opto por hacerla cómplice) Descubrí que absolutamente todo nos habla: el agua, los minerales, las plantas, la fruta, los objetos… Anteriormente, mi mente hablaba tanto, tan alto y alocadamente, tan fuera de control, que no podía escucharlos. Aquí se abrió un mundo nuevo para mí. La concepción de éste cambió… Tomé consciencia del valor de cada ser y comencé a sentir la unicidad en todo. Comencé a vivir como alma, no como cuerpo. La puerta de los planos espirituales más bajos ya estaba abierta. Y me gustó atravesarla. Disfruté mucho.

 

Absolutamente todo tiene una vibración y según la intensidad de vibración, las longitudes de onda, cantidad de “vacío” intermolecular y armonía en su composición, las formas se manifiestan de un modo u otro, interrelacionándose conmigo.

 

Las frutas y verduras crudas, son los alimentos atmosféricos con más alta vibración, así como el agua diamantina o agua viva. Además de la vibración en la que se mueven, yo, nosotros, como Dioses y Diosas que somos, podemos energizarlos más, si no les tratamos con desprecio y aprendemos a comunicarnos con ellos y a escucharlos.

 

Si nos alimentamos de luz, nos llenaremos de luz, acercándonos a la Fuente Divina, al Hogar original.

 

Respecto a la alimentación pránica, deciros que el ser humano es como un árbol invertido. Sus raíces están en la cabeza, no en los pies. Esto quiere decir que su fuente de nutrición viene de arriba, no de abajo. O, dicho de otro modo, viene de dentro, no de fuera. Absolutamente todos nos alimentamos de prana, energía, luz, amor, Dios, Diosa o como desees denominarlo. Sino, no podríamos subsistir. Sobre este alimento interno, comenzamos a añadirle alimento externo, cada vez en mayor grado, hasta que llega un momento en que nos volvemos dependientes de él…

 

Pero en nosotros está el desprendernos de esta dependencia o apego. Un gran paso para ello es alimentarnos externamente de seres que tengan la vibración más elevada posible, como las frutas y verduras crudas y el agua viva o diamantina y otro, más importante aún, es el aumentar nuestro alimento interno ¿Qué quiero decir con esto? ¿Con aumentar nuestro alimento interno? Pues a vivir y sentir más nuestra espiritualidad, llenarnos de Dios… Considero que la vida mística es el sendero más fiel y puro a la alimentación pránica, así como el Amor. De nada sirve no ingerir alimento sólido atmosférico si no estas llena, rebosante de Amor. Cuanto mayor Amor hay en ti, menos necesitas ingerir. Pero si no aprendes a relajar tu mente, a actuar de una forma muy ética, a purificar tus pensamientos y a ver la expresión de Dios en todos los demás, todos tus esfuerzos habrán sido vano, por mucho que aparentemente hayas conseguido pues tan sólo habrán servido para alimentar tu ego o tu vanidad en vez de para “difuminarte”

 

En los pocos años que llevo en esta búsqueda, mis exploraciones y experiencias han sido muchas. Os hablo tan sólo desde mi experiencia personal. Cada uno que viva la suya, observe y actúe en consonancia. Que la mía sea sólo un pequeño punto de luz, una ligera referencia hacia las infinitas posibilidades del Ser. Sólo existe la fe pura desde la experiencia personal.

 

Pues bien, antes tenía como búsqueda inmediata o meta principal la alimentación pránica. Ahora veo o sé que esto fue tan sólo un juego más del ego. Si lo que busco es alimentarme de prana a toda costa, me pierdo en el camino olvidándome de la meta y creándome una mayor cuenta kármica. Que la alimentación pránica exclusiva sea una consecuencia del camino, no su meta. Mi meta nunca, jamás la he de perder de vista si deseo llegar ya a ella: Ser Una para con el Todo, expresando toda mi divinidad. Lo demás, despistes del camino. He descubierto que lo más rápido y directo es tener siempre la meta máxima en mi punto de mira, mi mente y mi corazón, acogiendo sin más las cosas que me vaya trayendo la vida, en vez de irme centrando en pequeñas supuestas grandes metas que me llevan a caminar en zigzag. De este modo veo, observo en mí, que la alimentación pránica es una consecuencia de mi caminar, arrimándome más a ella sin castración ni esfuerzo ni, como he dicho antes, contracción de deudas kármicas, viniendo ella a mí por sí sola. Por ello, considero que el proceso de 21 días iniciático no es imprescindible. Basta purificar tu ser, creer en ello, y tener un fuerte anhelo de infinito. Entonces, dicha alimentación te llegará, a todos nos llegará…

 

El último aspecto de los mencionados anteriormente que me lleva a aumentar la vibración y acelerar la velocidad de mis pasos, es la meditación en la luz y sonidos internos, trascendentales (Sant Mat). Con ella, pude descubrir consciente y realmente la divinidad.

 

Por otra parte, mucha gente piensa, siente, que los efectos prolongados del sol y del aire son incluso más importantes que la dieta misma. Para mí, la espiritualidad lo es todavía más.

 

En el Evangelio Esenio por la Paz hay muchas alusiones a los efectos del sol y del aire. En mi propia experiencia, he podido ver que fue fundamental en mi vida, en mi salud y equilibrio físico, psíquico, emocional y espiritual, el irme a vivir al campo con sencillez y con pocos recursos, integrándome en él en gran medida. Aunque ahora sé que no es imprescindible pero sí me preparó para poder “atravesar la puerta” y “viajar por el Universo”

 

Al igual que una práctica que estoy haciendo de un tiempo a esta parte y aún no he mencionado: la de mirar al sol todos los días dos veces, una en la primera hora del amanecer y otra en la última del atardecer. Me pongo de pie y descalza sobre la tierra desnuda, sin plantas. Miro al sol sin fijar la mirada y pestañeo si me apetece o necesito. Empecé manteniendo la mirada diez segundos a la mañana y a la tarde y cada día fui aumentando el tiempo de exposición diez segundos más tanto al amanecer como al atardecer. Mi intención es llegar a 45 minutos seguidos cada vez y mantenerme ahí.

 

El Dr. John Ott comenta (textualmente): “Hemos iniciado el descubrimiento de que la luz penetra en los ojos. Además de facilitar la visión, estimula la actividad de las glándulas pituitaria y pineal y posiblemente otras áreas de la región media del cerebro que controla el sistema endocrino y la producción de hormonas”. Dicho doctor comenzó a investigar sobre ello tras experimentar en sí mismo. Como dije antes, la verdadera fe siempre está basada en la experiencia personal. Él deseaba curar la artritis de su pierna exponiéndola al sol. De nada sirvió. El día que se atrevió a romper sus gafas de sol y bañarse de su luz directamente, hubo un cambio en él, mejorando en pocos días hasta el punto de poder caminar sin bastón.

 

Muchos otros médicos y científicos como el ruso Dantsig confirman estos datos hablando de que para el equilibrio nervioso y fisiológico, para no tener una deficiencia bioquímica y hormonal en nuestras células, resulta imprescindible absorber la energía solar. Comparto todo esto pero añado algo: El camino interno espiritual es sólo uno, siempre el mismo para todos, siendo muchos los externos que nos pueden llevar a él, unos más largos que otros. En el camino interno espiritual, siempre está la luz. Podéis leer innumerables referencias sobre ella en diversos Textos Sagrados y de místicos del mundo entero y de todas las épocas. También yo puedo hablaros sobre ella y supongo que unos cuantos de los aquí presentes, también. Siempre desde nuestra propia experiencia. Por ello, a un primer nivel, la luz solar se vuelve una aliada. Si no hemos desarrollado la luz interna trascendental, podemos hacer uso de la externa. Una vez ya desarrollemos la interna en plenitud, nos saldremos de la “ley”, seremos libres de ésta formando parte de otras leyes mayores.

 

Lakhovsky va más allá de los rayos solares, él habla de los rayos cósmicos como imprescindibles para el ser pues “el cuerpo mismo es una condensación de estos rayos” llamados también “corriente de sustancia de forma ultrasónica” (textual).

 

En la actualidad, al vivir siempre dentro de edificios, tras ventanas de vidrio, con luz artificial o en vehículos, con gafas de sol de diferentes colores y con lentes, así como con mucha contaminación medioambiental, impedimos que el espectro solar en su integridad, con equilibrio en la energía de las longitudes de onda, penetre en nuestros ojos pues los vidrios impiden la penetración de la mayor parte de las terminaciones ultravioletas de dicho espectro.

 

Cuanto más vayamos desquilibrando el exterior, más se va desequilibrando el interior. Si tuviésemos un altísimo dominio de nuestro ser y un grandísimo desarrollo espiritual, no habría problema, pues la espiritualidad es lo más importante. Teniendo una fuerte espiritualidad, todo se solventa, superando toda ley natural. Por eso, mientras no seamos Uno con el Todo, místicos auténticos, Dioses conscientes en plena expansión, prefiero “atacar” por la máxima cantidad de frentes posibles que me impulsen al desarrollo y la consciencia completa de mi Ser y del Amor. Por ello también vivo en una zona de aire puro, sin contaminación para mis pulmones y mi piel y ojos, sin obstrucciones para mi espíritu…

 

Con esta práctica simplemente deseo jugar, disfrutar. Hace ya bastante la leí en un sitio, me sedujo, vibró en mí y la acepté.

 

Sé que para llegar a la Unicidad no son necesarias estas técnicas, ni para llenarme de luz o alimentarme única y exclusivamente de prana, pero sí veo, siento, que todo esto puede ser la antesala de la Totalidad, la preparación del Ser para poder aceptar la Unicidad y, sobre todo, aprendo de los elementos y de mí misma, disfrutando muchísimo.

 

En la meditación en la luz interna que hago, he de centrarme en esa luz trascendental interna mientras repito con la lengua del pensamiento el simran, los cinco nombres de Dios. Cuando hago esto, mi alma se eleva y llena de gozo, traspasándome a otros planos. Mirando al sol también puedo conseguir algo similar aunque no tan “elevado”.

 

Ya Jesucristo comentaba sobre la luz trascendental, tanto interna como externa. Sé que soy un poco tramposa ayudándome del sol (externo) Pero si nos volvemos a ver alguna vez y me veis con más luz en mi ser, irradiando amor y luz, será porque no voy muy desencaminada y por ahí arriba siguen mimándome. Realmente somos luz y nos “alimentamos” de luz, no de vitaminas, minerales y demás, sino de la luz que absorbemos por los ojos y piel, así como de la existente en todo lo que ingerimos. Cuanta mayor luz tenga lo ingerido, mayor luz habrá en nosotros. ¿Qué tiene más luz o menos densidad, una naranja o un conejo? Lo mismo con la alimentación cruda. Al cocinar, oscurecemos los alimentos, matando sus células.

 

Muchos estudios hablan de la enorme similitud en la estructura de la clorofila y la hemoglobina y ponen en duda que tengan funciones diferentes. La hemoglobina cambia desde el exterior donde la piel absorbe los rayos solares, al interior de nuestro cuerpo. Si no nos alimentamos externamente, aumenta la hemoglobina llegando ésta a ser el cuerpo sólido de la sangre con más porción, convirtiendo la radiación solar en nutrientes esenciales. Los médicos Acosta, Cabal, Colastra, Chacón y Real inciden sobre ello.

 

Nosotros expulsamos del organismo todo alimento una vez se ha separado la energía de él, cuando no tiene luz en abundancia. Con todo esto, insisto en mi intento por transmitiros que de lo único de lo que nos alimentamos es de luz, amor… De la luz y el amor que hay en todo.

 

De todos modos, siempre que comento algo es desde la experiencia personal. Aún estoy investigando en mí, intentándome conocer y profundizar en mí misma y en lo demás o, mejor dicho, formándome a mí misma.

 

En todo crecimiento espiritual es imprescindible pasar por una etapa de vacío, de despersonalización… Siempre que avanzamos en nuestro camino aparece este paso. También cuando decidimos alimentarnos de forma crudivegana, a base de fruta y verdura cruda. Y aquí es donde surge el reto que a casi todos nos cuesta tanto pasar, comiendo algunos de forma convulsiva algo cocinado tras un período de crudos.

 

Cada ser se identifica con una imagen. Al desaparecer esa imagen surge el vacío. Si tu ego no es muy alto y te mantienes en el vacío, se llena de la nueva imagen y supera la prueba. Si tu ego es demasiado fuerte aún como nos sucede a casi todos, no aceptas el vacío y vuelves a comer cocinado, aferrándote a una identidad que te costó muchos años construir. Así funciona con cualquier aspecto de nuestra personalidad y de nuestros hábitos. También de los del pensamiento.

 

Y lo mismo sucede con la alimentación pránica, mirar al sol, meditación en la luz y sonido internos… Las prácticas se suelen abandonar aún sabiendo de las mejoras que nos han producido o nos pueden producir, de su mayor sabiduría y beneficio… En estos momentos de vacío, la disciplina resulta imprescindible, así como la entrega de nuestra identidad al vacío, al Universo. Es decir, ser humildes, una de las mayores y más dura prueba existente.

 

Eso es todo hermanos, reconozcamos y aceptemos la luz que habita en todo lo existente e inexistente, hagamos uso de ella y empleémosla para irradiarla y transmutar el derredor. La Luz, el Sonido y el Amor son lo mismo. En el fondo, todo es sumamente sencillo, formado de lo mismo, por lo mismo. Sólo hay unas pocas leyes básicas infranqueables a tener en cuenta. Una vez las conozcamos y hagamos nuestras, la divinidad está ahí esperándonos. Recordad hermanos, no estamos aquí para nuestro propio crecimiento espiritual, sino para el de los demás. Nosotros ya somos Dioses, reconozcámoslo y aceptémoslo. Ayudemos a todos esos otros seres o almas a reencarnar de tal modo que puedan llegar a la Unicidad. Cuando comamos una fruta, que no sea con gula o para llenar nuestro vacío, sino para que nuestra vibración se fusione con la suya y juntas se eleven, llenas de luz.

 

Esta ha sido una charla demasiado centrada en lo físico y corpóreo pero al igual que nuestro espíritu necesita alimento, muchas veces nuestra mente también. Hemos de “ganárnosla” para que trabaje en beneficio nuestro y no en contra, dañándonos.

 

Bueno amigos, podéis hacerme alguna pregunta sobre estos temas o mi persona, tanto ahora como a lo largo del congreso.

 

(Preguntas y respuestas varias)

            Nuria Aragón Castro

Nuremberg (Alemania)

Editado por nuria en 18/12/2014 - 01:26

Si te gusta lo que lees y ves en esta web, dóname algo, porfi. Me sacará una gran sonrisa. Para ello pincha aquí. ¡Te necesito! GRACIAS

Daruma
Imagen de Daruma
El discurso de los seres

Me ha gustado mucho la frase: "Descubrí que absolutamente todo nos habla, el agua, los minerales, las plantas, la fruta, los objetos...

Todos los seres, "animados e inanimados" nos están ofreciendo su discurso ininterrumpidamente...pero hay que saber escuchar para poder afirmar que realmente es así. Todo se muestra en su infinitud solamente para los ojos que saben ver y los oídos que saben escuchar.

nuria
Imagen de nuria
Saber escuchar

Opino igual, Daruma. Todos podríamos danzar al son de la música del Universo y respetar mucho más a todos los seres animados y no animados, si tuviésemos menos tiempo la atención en cosas de supervivencia física o de mera distracción exterior y más en nuestro interior, en los pequeños detalles del exterior, en simplemente observar sin valorar ni juzgar...

Si te gusta lo que lees y ves en esta web, dóname algo, porfi. Me sacará una gran sonrisa. Para ello pincha aquí. ¡Te necesito! GRACIAS

nuria
Imagen de nuria
El Fenómeno Manek

Ordenando mi ordenador, he topado con varios artículos que tenía guardados sobre alimentación pránica. A continuación, os los pongo.

Éste es un texto que me envió mi amigo inglés Steve Charter. Si no recuerdo mal, él lo tradujo de un periódico inglés. Copio 1º la traducción que me mandó y luego el texto original.

 

El Fenómeno Manek

Medio: smh.com.au (inglés); Fecha: 30 Junio 2003

 

El Fenómeno HRM

 

Un hombre indio, que proclama haber sobrevivido sólo de líquidos y luz solar durante ocho años, ha sido invitado por la NASA para mostrarles como lo hace.

Hira Ratan Manek –también conocido como Hirachad – un ingeniero mecánico de 64 años, que vive en el sur del estado de Kerala, aparentemente comenzó a tener aversión por la comida en 1992, según el reportaje del periódico Hindustan Times.

En 1995, se fue a una peregrinación por el Himalaya y dejo de comer por completo a su regreso.

Su mujer, Vimla, dijo: “Cada atardecer mira al sol durante una hora sin pestañear. Es su comida principal. De vez en cuando toma café, te o algún otro líquido.

El reportaje informó que el pasado junio, los científicos de la agencia para el espacio de los Estados Unidos, verificaron que Manek ha sobrevivido 130 diás sólo con agua.

Incluso, nombraron, después de él, esta subsistencia en agua y energía solar: El  Fenómeno HRM (Hira Ratan Manek).

Mr. Manek está ahora en los Estados Unidos mostrando a los científicos de la NASA como sobrevive sin alimento.

El reportaje comenta que la agencia para el espacio USA espera usar la técnica para resolver los problemas de almacenamiento y conservación  de los alimentos durante las expediciones.

Mr. Manek dijo que “come a través de sus ojos” durante el atardecer, cuando los rayos ultravioleta del sol son menos dañinos. El y su mujer proclaman que la técnica es totalmente científica. En cualquier caso, los doctores avisan de que mirar fijamente al sol puede dejarnos ciegos.

Su mujer dijo:”Tiene un gusto especial por la energía solar. Cree que la mayoría de la gente sólo utiliza el 5% de las células del cerebro humano. El otro 95% puede ser activado a través de energía solar”.

 

***************************************************

 

NASA to study man who survives on liquids and sunlight

June 30 2003

 

Hira Ratan Manek - also known as Hirachand - a 64-year-old mechanical engineer who lives in the southern state of Kerala, apparently started disliking food in 1992, the Hindustan Times newspaper reported.An Indian man, who claims to have survived only on liquids and sunlight for eight years, has been invited by NASA to show them how he does it.

In 1995, he went on a pilgrimage to the Himalayas and stopped eating completely on his return.

His wife, Vimla, said: "Every evening he looks at the sun for one hour without batting an eyelid. It is his main food. Occasionally he takes coffee, tea or some other liquid."

Last June, scientists from the US space agency verified that Manek spent 130 days surviving only on water, the report said.

They even named this subsistence on water and solar energy after him: The HRM (Hira Ratan Manek) Phenomenon.

Mr Manek is now in the US to show NASA's scientists how he survives without food.

The US space agency hopes to use the technique to solve food storage and preservation problems on its expeditions, the report said.

Mr Manek said he "eats through his eyes" in the evening, when the sun's ultraviolet rays are least harmful. He and his wife claim the technique is totally scientific. However, doctors warn that staring at the sun can make you blind.

His wife said: "He has a special taste for sun energy. He believes only 5 per cent of human brain cells are used by most people. The other 95 per cent can be activated through solar energy."

DPA

De esta pagina de web

http://www.smh.com.au/articles/2003/06/29/1056825280652.html

 

Si te gusta lo que lees y ves en esta web, dóname algo, porfi. Me sacará una gran sonrisa. Para ello pincha aquí. ¡Te necesito! GRACIAS

nuria
Imagen de nuria
El Faquir que sólo vive del Aire

Ordenando mi ordenador, he topado con varios artículos que tenía guardados sobre alimentación pránica. A continuación, os los pongo. Para verlos bien, pincha sobre la imagen, una vez esté ésta ampliada, amplíala más pinchando en la zona correspondiente que tiene abajo a la derecha. Puedes moverte con el ratón por la página. Para pasar a la siguiente o a la anterior foto, pincha sobre las flechas que surjen al poner el ratón sobre el lateral derecho o izquierdo en la parte alta.

 
El Faquir que sólo vive del Aire
 
Medio: Periódico El Mundo - El zoo del siglo XXI; Fecha: 29 Noviembre 2003
 
 

Si te gusta lo que lees y ves en esta web, dóname algo, porfi. Me sacará una gran sonrisa. Para ello pincha aquí. ¡Te necesito! GRACIAS

nuria
Imagen de nuria
Mirar al Sol

Ordenando mi ordenador, he topado con varios artículos que tenía guardados sobre alimentación pránica. A continuación, os los pongo. Para verlos bien, pincha sobre la imagen, una vez esté ésta ampliada, amplíala más pinchando en la zona correspondiente que tiene abajo a la derecha. Puedes moverte con el ratón por la página. Para pasar a la siguiente o a la anterior foto, pincha sobre las flechas que surjen al poner el ratón sobre el lateral derecho o izquierdo en la parte alta.

 
Mirar al Sol
 
Medio: Sungazing of Shri Hira Ratan Manek  ; Fecha: Mayo 2004
 
  

Si te gusta lo que lees y ves en esta web, dóname algo, porfi. Me sacará una gran sonrisa. Para ello pincha aquí. ¡Te necesito! GRACIAS

nuria
Imagen de nuria
Vivir sin Comer

Ordenando mi ordenador, he topado con varios artículos que tenía guardados sobre alimentación pránica. A continuación, os los pongo. Para verlos bien, pincha sobre la imagen, una vez esté ésta ampliada, amplíala más pinchando en la zona correspondiente que tiene abajo a la derecha. Puedes moverte con el ratón por la página. Para pasar a la siguiente o a la anterior foto, pincha sobre las flechas que surjen al poner el ratón sobre el lateral derecho o izquierdo en la parte alta.

 
Vivir sin Comer 
 
Medio: Revista "Más Allá"; Fecha: Desconocido.
 
 
 
 

Si te gusta lo que lees y ves en esta web, dóname algo, porfi. Me sacará una gran sonrisa. Para ello pincha aquí. ¡Te necesito! GRACIAS

nuria
Imagen de nuria
El Gurú que no Come ni Bebe

Ordenando mi ordenador, he topado con varios artículos que tenía guardados sobre alimentación pránica. A continuación, os los pongo. Para verlos bien, pincha sobre la imagen, una vez esté ésta ampliada, amplíala más pinchando en la zona correspondiente que tiene abajo a la derecha. Puedes moverte con el ratón por la página. Para pasar a la siguiente o a la anterior foto, pincha sobre las flechas que surjen al poner el ratón sobre el lateral derecho o izquierdo en la parte alta.

 

El Gurú que no Come ni Bebe

Médio: Crónica El Mundo. Año XIV, Nº 425; Fecha: 7 Diciembre 2003

  

Si te gusta lo que lees y ves en esta web, dóname algo, porfi. Me sacará una gran sonrisa. Para ello pincha aquí. ¡Te necesito! GRACIAS

nuria
Imagen de nuria
Cómo Vivir sin Comer

Ordenando mi ordenador, he topado con varios artículos que tenía guardados sobre alimentación pránica. A continuación, os los pongo. Para verlos bien, pincha sobre la imagen, una vez esté ésta ampliada, amplíala más pinchando en la zona correspondiente que tiene abajo a la derecha. Puedes moverte con el ratón por la página. Para pasar a la siguiente o a la anterior foto, pincha sobre las flechas que surjen al poner el ratón sobre el lateral derecho o izquierdo en la parte alta.

 

Cómo Vivir sin Comer

Revista "Más Allá"; Año Enero del 2.000; Nº 131

 

 

 

Si te gusta lo que lees y ves en esta web, dóname algo, porfi. Me sacará una gran sonrisa. Para ello pincha aquí. ¡Te necesito! GRACIAS